Glyphosate Facts

Transparency on safety aspects and use of glyphosate-containing herbicides in Europe

Menu
Search

Declaración Técnica del Grupo Especial de Trabajo sobre Glifosato sobre la Monografía del IARC

Desde la publicación de la clasificación preliminar del glifosato por parte de la IARC en marzo de 2015 en The Lancet, la IARC ha tomado medidas para aclarar su alcance y su objetivo. La IARC ha especificado que “evalúa los peligros de cáncer pero no los riesgos asociados con la exposición”. A diferencia de las agencias regulatorias internacionales, que completan evaluaciones de riesgo exhaustivas de los principios activos de los pesticidas basadas en la totalidad de datos pertinentes disponibles, la IARC realizó una identificación limitada del peligro basada en un subconjunto de datos obtenidos de la literatura científica sobre el glifosato.

© Glyphosate Task Force El GTF reafirma que la función de las agencias regulatorias en todo el mundo es realizar evaluaciones de riesgo exhaustivas y evaluar la seguridad de los principios activos en los pesticidas. El enfoque de evaluación de riesgos para fines regulatorios se funda en sólidos procedimientos científicos, durante los cuales 1) se considera toda la información pertinente disponible; 2) se respetan los principios generales de la evaluación toxicológica (por ej., aceptación de los datos históricos de control, evaluación crítica de la importancia, fiabilidad, repetibilidad y diseño experimental de los ensayos, etc.); y  3) el peso de la evidencia se evalúa y considera dentro del contexto de la clasificación toxicológica.

La evaluación regulatoria europea del glifosato en curso ha investigado toda la información pertinente disponible sobre el glifosato, incluyendo los datos considerados por la IARC. Como parte de este proceso, los evaluadores regulatorios han declarado explícitamente que no han hallado evidencia alguna para clasificar el  glifosato como carcinogénico.

Además, el GTF ha completado un análisis preliminar de la monografía de la IARC, en el que se han identificados varios defectos en la evaluación de la IARC. Específicamente, el GTF destaca los siguientes defectos y errores en la monografía de la IARC:

• La monografía de la IARC no presenta datos de investigaciones nuevas. No considera datos nuevos u originales sobre el peligro, la exposición o el riesgo del glifosato.  Todos los estudios claves considerados por la IARC en su monografía ya habían sido analizados y considerados antes por las agencias regulatorias, y más recientemente en el contexto de una extensa evaluación toxicológica realizada a raíz de la revisión regulatoria en curso en la UE. Ninguna agencia regulatoria del mundo considera que el glifosato es carcinogénico.

• A diferencia de las agencias regulatorias, la IARC no consideró el peso total de la evidencia disponible sobre el glifosato. Dada la limitada lista de referencias en la monografía, es obvio que  información seleccionada para la consideración del panel de la IARC solo representa un subgrupo de la enorme cantidad de datos disponibles sobre el glifosato. La consideración de la totalidad de los conjuntos de datos, como es la norma entre los entes regulatorios internacionales, apoya incondicionalmente las conclusiones de seguridad y de ausencia de potencial carcinogénico del glifosato.

• IARC seleccionó puntos de datos específicos y cometió errores muy básicos en la interpretación de los datos dentro de cada una de las cuatro áreas de evidencia consideradas (carcinogenicidad animal, exposición, genotoxicidad y epidemiología). Estos errores incluyeron la reinterpretación o interpretación errónea de los hallazgos de los estudios; la cita de referencias antiguas y la consideración de una reseña incompleta de la literatura científica; apoyarse en estudios no estándar que emplearon métodos no validados y/o que no se realizaron conforme a las pautas internacionales; e ignorar los hallazgos del estudio de mayor magnitud e importancia sobre la salud de los aplicadores de pesticidas en los EE.UU.

El GTF y sus empresas asociadas continuarán analizando la monografía de la IARC en mayor detalle. Alentamos a los reguladores a seguir aplicando métodos exhaustivos y científicos para la evaluación de riesgos durante la revisión de todos los productos para la protección de cultivos.

Last update: 09 September 2015